Supply Chain Financing (SCF) es una manera rápida de financiar una transacción comercial. La importancia de poder financiar sin demoras una transacción está en que evitamos todo lo que podría implicar retrasarla, como lo son: la pérdida de ventas, pérdida de clientes, desaprovechar oportunidad de precio especial, etc.

El servicio de SFC es adecuado tanto para PYMES como para empresas grandes. Particularmente para el sector manufacturero y de distribución, para las operaciones de importación / exportaciones de bienes. La necesidad de este servicio es obvia en aquellas circunstancias donde el crecimiento de una empresa supera la estructura financiera actual, o cuando los proveedores no ofrecen a una determinada empresa los términos de pagos requeridos. Es también común tener que suplir picos de demanda para los cuales no se estaba financieramente preparado. En fin, toda vez que el capital de trabajo se convierta en un cuello de botella para compras de inventario, el SCF será la alternativa financiera que le evitará la disminución de la rentabilidad por causa de un flujo lento de capital.

Las empresas y operaciones que califican pueden aspirar a recibir el 100% del financiamiento requerido. Se financian montos a partir de unos 50 mil dólares. El plazo típico de financiamiento es de 60 a 90 días, pudiendo extenderse a 120 días para ciertas transacciones (esto le da al comprador tiempo suficiente para recibir, procesar y vender la mercancía, bien sea en el mercado local o re-exportar sus productos terminados).

El vendedor recibe un pago de contado, otorgando por tanto las ventajas de precio y velocidad de manejo que esos términos pueden implicar; se emite una factura de pago de contado; el comprador asienta contablemente la operación como una cuenta por pagar, no como un crédito, de modo que no impactará los índices de deuda; el comprador cancelará esa cuenta a SFC en el plazo acordado. El producto es despachado directamente del proveedor al comprador, tal como ocurriría en una transacción habitual entre esas partes. El modelo de SCF mantiene y refuerza el perfil comercial de la transacción en toda su extensión.

Por su parte los vendedores o exportadores reciben los beneficios de un pago de contado, aumentan su flujo de caja, pueden atender la demanda creciente de sus clientes, pueden expandir su base de clientes, minimizan riesgos de las operaciones, contando por ejemplo con seguros que cubren toda la cadena de suministro. SCF es una sinergia “ganar-ganar” para compradores y vendedores. El apoyo financiero puede aplicarse tanto a la parte compradora como a la vendedora.

Las operaciones sujetas a SFC son aseguradas, por lo que se comprende que ha de tratarse de compraventa de mercaderías o bienes tangibles, no servicios. Por otra parte, el baremo de requisitos que aplica tanto SFC como la aseguradora es más flexible que el de un banco, permitiendo manejar operaciones en un tiempo muy corto, imposible de conseguir bajo el procedimiento bancario regular.

La ventaja de operaciones aseguradas y monitoreadas es que todas las facturas emitidas están protegidas/aseguradas contra bancarrotas, pagos atrasados o default financiero.

A diferencia del factoring, en SCF es el comprador quien inicia el proceso, no es un servicio de financiamiento que ofrece el suplidor, sino una solución que le va a permitir a un comprador resolver de manera rápida su operación de compra. En general será más económico y más ágil que el factoring. Comparado las tasas que habría de pagar en un banco con las tasas que se manejan en SCF, resulta a primera vista que el SFC es un proceso más costoso que el crédito bancario, pero al tener en cuenta las ventajas -mencionadas arriba- sobre la compra de contado, se puede lograr condiciones que compensan ampliamente el costo total que incurriría con la solución bancaria tradicional.

Para información detallada de esta novedosa solución, consulte con Globo Consulting. Trabajamos en la expansión hacia latinoamérica de los servicios de representación del primer proveedor directo (no  Banco) de Financiamiento de Inventarios y Cadena de Suministros.